fr en

Jugar con la comida, hacer de ella una obra de arte… de la imagen más estética a la más golosa pasando por la que más gotea y la más minimalista. La comida supera sus funciones primarias y se convierte en una expresión creativa.

¿Hasta dónde llegaremos en esta búsqueda del placer?

En 2016 ya no nos alimentamos para vivir, sino que vivimos para alimentarnos. La excesiva presión, la crisis… intentamos escaparnos de una rutina que nos oprime, así que nos permitimos algunos momentos OFF, un paréntesis sin privación.

Ahora llega la generación foodporn, aquella que llega al éxtasis al ver comida y que se pasa el tiempo mirando recetas, blogs (Tasty, Buzzfeed food), Top Chef… la comida nos alegra la vista. ¡Bienvenidos a la época donde lo bueno también es bello!

Exposition McCain Hamburger Foodporn Glace Foodporn
SEGUIR LEYENDO EN AEBRAND
Volver a los artículos