fr en

Imaginar la forma de vuestro futuro producto o cambiar los usos de consumo de vuestra categoría de producto mediante su forma o su tecnología sigue siendo un ejercicio muy difícil y no siempre coronado a la altura del éxito esperado. Es un proceso complejo, el de la innovación mediante el diseño de la forma y la función. Para la marca, ello implica las mayoría de las veces asociar una larga cadena de competencias. Una innovación puede ser iniciada por uno u otro extremo de esa cadena, la línea de envasado, el R & D, el marketing, la industria, el diseño, la parte comercial, la parte logística, la distribución.

consommateur

El público, ávido de innovación, es el único juez para validar y adoptar tal o cual tipo de innovación, es él quien decide cambiar sus hábitos y su comportamiento. Las pruebas ayudan una pizca a apretar el botón de lanzamiento, pero no garantizan en absoluto el éxito a la larga de la innovación propuesta.

Basta un pequeño detalle para que el éxito se convierta en gran fracaso o en moda pasajera, sin futuro para una idea pensada como genial. Analicemos mediante algunos ejemplos algunas palancas que lograron el éxito de productos o de usos innovadores en el momento de su lanzamiento, que alcanzaron con el tiempo el Grial de convertirse en iconos de marcas.

SEGUIR LEYENDO EN INFLUENCIA
Volver a los artículos