Con mil doscientos millones de habitantes, la mitad de menos de veinte años, África está en plena transformación económica y social. Ocupa un lugar destacado en la creación artística mundial.

Muchísimos músicos, escritores, pintores, escultores, modistos o cineastas aportan en sus respectivas disciplinas una energía, una libertad, una fuerza que suscitan admiración. Nadie duda que haya también, en esta juventud, futuros grandes diseñadores. Sin embargo, son pocos los que pueden citar hoy en día el nombre de un diseñador africano de fama mundial.

¿Por qué el diseño, en todas sus formas, tarda en eclosionar en el continente africano? ¿Cómo fomentar su desarrollo?

Durante demasiado tiempo las marcas han plagiado la cultura africana sin preguntarle siquiera su opinión. Por suerte, numerosas iniciativas ponen en el candelero la creación africana y proponen una visión plural y moderna sin caer en estereotipos y copias exóticas.

IKEA
Recientemente Ikea ha reunido a una docena de creadores del continente con el objetivo de producir una colección que verá la luz en 2019. «La explosión creativa que observamos en este momento en varias grandes ciudades africanas interesa a IKEA. Queremos aprender de este movimiento y difundirlo por el resto del mundo», destaca Marcus Engmann, el director artístico del gigante sueco.

Laduma Ngxokolo, creador de moda de Sudáfrica, trabaja en la futura colección africana de IKEA

Las Galerías Lafayette
Del veintiocho de marzo al veinticinco del pasado mes de junio, las Galerías Lafayette acogieron las creaciones de moda y decoración de la escena africana. Pero, aún más interesante, los grandes almacenes también organizaron un desfile y conferencias, y abrieron pop-up stores en el seno de sus locales. Las Galerías permitieron a los diseñadores tomar la palabra y comunicar.

Campaña de comunicación para el evento Africa Now en las Galerías Lafayette.


Este tipo de evento se multiplica en todas las partes del mundo: África está de moda y los focos apuntan por fin a este continente. Pero muy afortunadamente, más allá de estas acciones puntuales, se ha iniciado un verdadero trabajo de fondo en África…

Citaremos el trabajo de Saki Mafundikwa, diseñador gráfico originario de Zimbabue.
Después de estudiar en Estados Unidos, regresa a Zimbabue para crear una escuela de arte gráfico. Monta el ZIVA, acrónimo de Zimbabwe Institute of Vigital Arts, palabra que también significa «conocimiento» en la lengua shona.

Esta escuela es una de las muy pocas del continente que ofrece formación en diseño. Recibe alumnos de todos los rincones de África, que siguen su plan de estudios. El objetivo de ZIVA es inventar, con sus alumnos, un nuevo lenguaje visual salido de la cultura africana y aportar una mirada nueva al diseño gráfico sin seguir o imitar el diseño occidental. Esperemos que el ZIVA de pronto frutos.

Saki Mafundikwa, fundador y director del Zimbabwe institute of Vigital Arts

El diseñador Hicham Lahlou lanzó otra muy buena idea en 2017 con el Africa Design Award. «Es un proyecto muy importante para mí desde hace bastantes años. Siendo marroquí de nacimiento y africano por definición, para mí es un gran orgullo crear un puente entre mi pasión, el diseño, y la tierra donde nací, África. Y con la ayuda y el apoyo de miembros influyentes de gran valía y de expertos del mundo entero, todos ellos apasionados por África que comparten mi visión de progreso para el continente, lanzo esta nueva iniciativa. El objetivo es posicionar África en el corazón de la escena mundial del diseño: una estrategia que pretender crear, alrededor de un continente unificador, una de las mayores redes de diseño emergente, donde se confunden todos los países y todas las categorías.»

Africa Design Award es una plataforma del diseño africano, un verdadero crisol donde todos los actores del diseño del continente (diseñadores, agencias de diseño, empresas que han integrado la noción de diseño en su estrategia de desarrollo, estados, comunidades locales, asociaciones, arquitectos, cooperativas, artesanos, etcétera) podrán expresar, dar a conocer y poner de relieve todo su talento, creatividad y visión al servicio de África. El jurado se reunió a finales de junio de 2017.

Algunos diseñadores independientes destacaron por sus interesantísimas creaciones. He aquí algunas de ellas:


Pierre-Christophe Gam, diseñador gráfico
Funda de disco para Noisettes y programa para Afro-Polis

Dicky Jr, diseñador gráfico, Nairobi, Kenia
Propuestas de creación de billetes de banco para el Banco Central de Kenia

Awo Tsegah, artista/diseñador gráfico, Accra, Ghana

 

Ichyulu, colectivo de diseñadores textiles, Nairobi, Kenia

 

Rigobert Nimi, artista diseñador, República del Congo

 

Arnold Mugasha, diseñador gráfico, Kampala, Uganda
Propuesta de packaging para Warrior

Por parte de las agencias
Fuera de Sudáfrica, que pasa por ser una excepción, las agencias de diseño escasean. Sin embargo, algunas agencias norteamericanas o europeas empiezan a instalar filiales en las grandes ciudades africanas. Así, las marcas y las instituciones africanas podrán confiar sus proyectos a agencias locales.

Agencia Fanakalo, Sudáfrica
Propuesta de identidad para la cervecería Sir Thomas

Agencia Fanakalo, Sudáfrica
Propuesta de packaging para la marca de jabones Khulu Soap

En el resto del mundo, las agencias deben estar atentas a África y multiplicar las colaboraciones, los intercambios y las invitaciones.

El desafío de estos próximos años es apoyar el auge del diseño africano, sin traicionar su cultura ni apropiársela. Una tarea enorme, que en vista del éxito de las iniciativas citadas, va a llegar a buen puerto.

Veremos la eclosión de una nueva generación de diseñadores africanos que van a revolucionar los códigos para implantar su diseño. Un diseño diferente, entre el humor y la seriedad, la fuerza y la sutileza, un diseño donde entrará la magia, la poesía y la desviación.

¡El black design sale de la sombra y nos alegramos!

Pierre Vanier, director creativo corporate