Las empresas están reconquistando a su público externo mediante estrategias de publicidad cada vez más digitales, más inmersivas, más llamativas. ¡No es razón para olvidar el compromiso interno! Para Nehs, el branding y el diseño han tenido un papel real entre sus empleados.

Creado en 2013 por la Mutua Nacional de los Trabajadores de Hospital, el Grupo MNH se ha convertido en 5 años en un actor de referencia en todo el ecosistema de la salud. El grupo propone soluciones personalizadas en materia de seguros, financiación, servicios industriales, prestaciones intelectuales…

Hasta ahora, la mutua había «prestado» su identidad para el desarrollo de este grupo de expertos. Pero para afirmarse y existir plenamente, una nueva marca necesitaba ver la luz. La agencia PULP ha intervenido para acompañar este renacimiento estratégico y visual.

Primera etapa: la base estratégica

La primera piedra de la marca fue la base estratégica del grupo. Surge entonces una pregunta: ¿bajo qué visión común reunir la diversidad de los actores del grupo? El proyecto se construye en torno a la voluntad de estar «todos comprometidos al servicio de los demás».

Resumido en una plataforma de marca, la línea estratégica no solo ha guiado el trabajo de identidad visual. Ha permitido sobre todo formalizar los vínculos entre las misiones de las 30 entidades del grupo. Es el nacimiento de Nehs.

El diseño, la encarnación de una visión común

Impulsados por este compromiso compartido, decidimos construir una marca-grupo humana. Su nombre Nehs para «Nouvelle Entreprise Humaine en Santé» – concebido por el Instituto de Calidad de Expresión. Se afirma como una sonoridad amistosa, benévola, como un nombre.

«Hay que ver Nehs y la forma en que se ha designado el nombre como la firma de una persona dedicada al mundo de la salud». Marion Sciarli, directora de comunicación de Nehs

El logotipo fue concebido como la propia escritura de la marca. Una escritura manuscrita, flexible, pensada como una firma. La identidad visual sigue traduciendo la visión humanista de la marca con fotografías de empleados tomadas en el momento y colores empolvados.

El diseño para involucrar a los empleados

A estos elementos constantes de la identidad visual se añade una variable participativa. Para demostrar el compromiso de todos e incluir este último en el enfoque participativo, se invita a cada empleado a participar en la identidad de Nehs. ¿Cómo? Prestándole su propia escritura.

Le pedimos a la enfermera, al responsable comercial o al financiero que escriban, con sus propias manos, citas y palabras que les inspiren. Estos escritos a mano les permiten compartir su visión de su profesión y de la empresa.

Hemos creado un sistema de identidad que que todos pueden aceptar fácilmente. Así, cada uno puede expresarse en la co-creación de la marca-grupo. La identidad de la marca se enriquece por todos. Los empleados, cualquiera que sea su puesto, pueden aportar su testimonio, su firma, su imagen, su convicción a modo de firmas personales. Todos pueden poner su huella y participar en el marco creado por la agencia.

Este componente participativo crea un auténtico compromiso por parte de los empleados. Los invita a tomar la palabra – y sus lápices. Enriquecen la marca para invertir mejor en el grupo y se sienten parte integrante del conjunto.

Y para que el compromiso perdure y el enfoque co- constructivo se inscriba en el tiempo, la identidad de Nehs seguirá enriqueciéndose, poco a poco, con nuevas escrituras manuscritas. Estas últimas alimentarán a la marca-grupo naciente.

El grupo de Nehs crea un vínculo, da unidad y federa. Los empleados están en el corazón del proceso creativo: ¡tienen un papel que desempeñar, un lugar que ocupar, una palabra a decir que se escucha, se escribe y se transforma en una fuerza de diseño encarnada y comprometida!