St Michel

Consumer

St Michel, galletería familiar desde 1905. Una marca arraigada en la memoria de los franceses, un saber hacer y una calidad reconocida, productos icónicos, apetitosos y atemporales. Pero una identidad que envejeció, que se volvió compleja y estática. Una bella durmiente a la que había que despertar.

La gallina se libera y aparece como el icono de la marca, con un tono cómplice y lleno de buen humor. Una nueva identidad que reivindica lo sabroso y la naturalidad desde su cotidianidad. Una estructura depurada, un fondo «crema pastelera», materias brutas y colores cálidos que encarnan el origen local y recuerdan la cultura de los buenos productos de la galletería familiar.

Una marca que amplía día tras día a día su saber hacer en pastelería, oferta infantil, galletas «de nueva generación» y nuevos usos de las galletas en el mercado internacional.

Volver a los proyectos