Anteriormente sinónimo de marginalidad, ociosidad e incluso peligro, el cannabis encuentra poco a poco su lugar en el radio de lo aceptable e incluso de lo deseable. Una democratización que anuncia un imaginario renovado, pero también un mercado a tener en cuenta y comprender. Con o sin legaliza...